Rubi Reformas

More than words? probablemente la hubiera conseguido tocar mejor pero… y que más da? si el sentimiento que tenemos por la música arregló cualquier carencia. Y sentados en una arena que traía consigo la paz siempre agradecida ante una época de incertidumbre, cantábamos, aunque fuera en voz baja, aunque yo me equivocara, pero cantábamos. Y vimos que quizás el silencio de las olas podría traer respuestas al siempre clásico tema de no saber qué hacer con nuestra vida. ¿Te gustó aquello? espero que sí, para mi fue uno de los mejores momentos de todo el puente, aunque han habido muchos otros. Pero el placer de adorar el silencio en un tiempo de mucho ruido es algo que valoro muchísimo. Y las notas seguían sonando, y bien que sonaban, aunque dijeras que tu guitarra estaba hecha Rubi Reformas.

Luego vinieron las fotos, todo fue perfecto, han salido muy chulas, como ese instante, como esa tarde. Fumé poco, la música me puede, a ti también, lo he podido comprobar. Creo que volví diferente después de ese momento, más fuerte, quizás más relajado de todo. Momentos, es la palabra mágica que todos buscamos, pero hay que estar ahí para encontrarlos. Si no te tienes, no los tienes, aunque te empeñes en soñarlos, en alcanzarlos, sin extender la mano no se llegan a Click aquí.

Y todo se cubrió de arena, y construimos sueños en sol mayor. Hay un bombazo pendiente, todo mi empeño estará puesto en que se materialice, todas mis ganas, cuento contigo, porque tenemos esa vidilla que muchas veces falta. Confío en explotarla, podemos llegar a hacer ese tipo de cosas que todos sueñan, nosotros también.