Peliculas online

Siempre acabo confesándolo casi todo… Es lo que tengo… una extraña manía desde hace años de verbalizar cada pensamiento que me pasa por la mente, cada sentimiento, cada debilidad… ¡o cada tontería! Y es que… si en mis clases de inglés podía dar la impresión de alguien totalmente normal (quizás sólo un poco más alocada de lo normal…), después de la comida de ayer, ya no tengo nada que hacer…
No os estiréis de los pelos ni penséis que he conseguido que pierdan todo el posible, hipotético, casual, accidental, respeto que pudieran tenerme cuando os diga que, enlace.

-Les he contado lo de Daniela y Dana, incidiendo en el Ver peliculas online de mi instinto maternal y de que quería cuidar un ser vivo y darle cariño….
-Les he contado lo de Heidi, incidiendo en el detalle de que aún le tengo cierto afecto a esa niñita de mejillas sonrosadas…
-Les he contado lo del Furby… incidiendo en el detalle de que nadie me lo quiere regalar :( (¿Habrán pillado la indirecta?) :p
Mientras hablaba pensaba: “Ahora, Lauraaa, cállate ahora! Que todavía te respetan!” Pero no podía… mi voz corría más que mis pensamientos… y los macarrones estaban tan buenos… (eing? Qué tendrá que ver…)
“Así que se levantaron de la mesa, se fueron y te dejaron ahí solita, ¿verdad?”, estaréis pensando… PUES NO! ¡ES GENTE MENTALMENTE COMO YO! ¡¡YUPIIIII!! No sólo se divirtieron mucho con mis ocurrencias y no se alarmaron en exceso, sino que… ¡son casi como almas gemelas! (Oye, y es gente de TODAS las edades, a ver si pensáis que me han puesto en clase de inglés con los niños de 4 años…)
Os explico esta simbiosis:
-Marcos también quería cuidar seres vivos y tiene dos plantas a las cuales ha puesto nombre. Les habla. Aunque ahora están enfadadas con él. “Es un simple malentendido, se solucionará, tranquilo”, dije yo cuando me contó los detalles de la historia… sobrecogedora, oye.
-Guillermo respondió “un ajo” a mi pregunta de “¿y tú tienes alguna mascota?” Comenta orgulloso que le crecen ramitas… No pudimos evitar reírnos en un principio, pero ahora aceptamos “ajo” como mascota de Guillermo.
-Marcos era un fan de Joselito. Veía la misma película todos los días. De modo que entiende mi amor-obsesión por Heidi y ambos somos incultos respecto a otros personajes de nuestra época porque no salíamos de ahí.
-Guillermo también quiere un Furby. Pero dice que para ponerlo en el mostrador de la ventanilla donde trabaja y que hable por él.
MIERDA. Habíamos dicho que todo esto no salía de allí. Soy lo peor guardando secretos…