Milftoon comics

Entonces es cuando aprovecho la circunstancia y le digo la oferta que he visto, y me pregunta si es lo que quiero, y yo contesto un sí rotundo, a pesar de tener más miedos y temores que otra cosa.

Le parece perfecto, me dice que tiene un buen contacto en ese departamento y si yo quiero el jueves, después del cierre mensual llamamos y hablamos con esa persona y vemos, más bien ve que se puede hacer.

Genial.

Y ahora empiezan mis miedos y temores…. hace un año estaba yo toda convencida de dar un cambio en mi vida, me hacía falta, así que allá que me fuí por ello, acudí a mi directora, solicité su ayuda y conseguí el anhelado cambio, ese si tenía mucho más que ver con lo que hago, pero a otro nivel muy , muy superior, pero yo estaba dispuesta a dejarme la piel en el pellejo (ya sé que así no se dice, jaja) total, que me embarqué en esa nueva aventura y salí más mareada que todas las cosas, no duré ni un mes, y me volvi a mi antiguo puesto de trabajo, para muchos con el rabo entre las piernas, yo algo traumatizada pero “libre”, que para mí era lo que contaba.

Así que con esos precedentes ya me contarás, como para no Milftoon comics el sueño. Sería mucho más cambio que el de hace un año, sería volver a los horarios convencionales, que tanto critico, y que a mí en realidad me dan igual, yo no pretendo cambiar por obtenerlos, si no por el tipo de trabajo, pienso que estoy mucho mas capcitada para ello y realmente siempre me ha gustado mucho más; también por el dinero, no soy tonta, claro. Sería irme a trabajar a cuarenta kilómetros de mi casa, a Madrid, es decir si ahora tardo quince minutos en coche, ahora ese trayecto se haría mucho más largo. Sería volver a los madrugones. Serían tantas cosas que ya ni recuerdo que antes eran mi día a enlace….

Pero también me planteo si realmente ahora lo quiero…joder!! esto es como cuando estás deseando tener un novio guapo, alto con dinero y que te adore y cuando aparece… dices… ays… pues ahora va a ser que no. Pues eso mismo me estoy planteando…. si tengo la opotunidad, que no el trabajo, que ya estoy yo como el cuento de la lechera, de medio grano he hecho yo un castillo más grande que el de la reina de Inglaterra, jajaja; si me lanzo o no me lanzo a volver a intentarlo….