ME AHOGO

Me ahogo, me ahogo y nadie me rescata. Me hundo, me hundo y no encuentro cosa en que sujetarme. Hablo, sonrío, pienso, me calmo… pero todo se nubla y no encuentro escapatoria.

Tengo cosas y las pierdo, las busco y solo encuentro pasado negro, oscuro con toques de luz, esa luz que se ilumina pero cuando vas llegando se apaga instantáneamente.

Ya no me quedan esperanzas, a pesar de que después de la tormenta siempre llega la calma, para mí la tormenta es constante y esa calma ni la veo a lo lejos.

Me lo dan todo y luego me lo arrebatan sin corazón, sin pensar y sobre todo sin imaginar el daño que puede causarme.

Soy persona que lucha y aparenta fortaleza, pero dentro de mí, hay una cajita blanda pero que muy blanda, que a pesar de todo aguanta y aguanta hasta que desespera y no puede más.

Lucha Chupituni, mira al frente y no decaigas, ese es mi lema, a pesar de todo intento hacer las cosas bien aunque luego salga todo de otra manera muy diferente.

Hay personas que están conmigo y se lo agradezco. Y siento no poder agradecerles todo con la sonrisa que siempre he llevado plasmada en mi cara. Antes por muy mal que estaba, mi rostro aparentaba felicidad para no amargar a la gente de mi alrededor, pero ahora… ahora ya no puedo.

Una persona que me conoce muy bien, mi mejor amiga y a la que la debo muchas cosas, me lo ha notado, ha notado que ya no soy la misma, la Chupituni que hacía reír, que llegaba e iluminaba caras solo por sus tonterías y rayadas sobrenaturales. Pero desgraciadamente mi alma a muerto, solo queda mi cuerpo y un trozo de corazón que poco a poco se va apagando, quizás algún día algo o alguien lo reavive pero eso yo ahora no lo sé con certeza.