Descargar libros gratis pdf

Estoy últimamente en plan dedicatoria. No me lo tengáis en cuenta.

Carmen es mi hermana pequeña, sólo tres años nos diferencian, y el sábado pasado fue su santo. Por desgracia, también es el aniversario de la muerte de mi padre, hace nueve años ya, por lo que la celebración coge un cierto tinte de Descargar libros pdf.

Ella es mi más fiel lectora y además de un regalo material, he pensado que le gustará que le dedique un post. Será una sorpresa cuando entre a leer, que sé que lo hace. Es una devoradora de todas las letras que caen sus manos, y también lee los blogs que yo tengo enlazados y después cotilleamos y os ponemos verdes. No, no os lo creáis, es una broma, le encantan… como a enlace.

Bueno, pues mi hermana es chiquitita de estatura, pero una gran mujer. Es totalmente distinta a mi. Tiene una memoria de elefante, recuerda todos los libros que ha leído, sus autores, las películas que ha visto, los nombres de cualquier medicina, los santos, cumpleaños y aniversarios de toda la familia… lo recuerda todo. Además es ordenada y organizada (como yo, vamos).

Desde chiquitinas siempre hemos dormido juntas. Pues bien, cuando éramos jovencitas, aquí Des llegaba a casa por la noche y dejaba la ropa desperdigada por toda la habitación, y por la mañana para ir a estudiar, o años más tarde a trabajar, se probaba cuatrocientos modelitos y los iba dejando encima de las sillas. Ella no. De ninguna manera. Ella, ya podían ser las cinco de la mañana, que guardaba toda la ropa cuidadosamente. Su parte del armario era una gozada. La mía, un desastre.