Decoracion de uñas

Esto de tanto dormir me va a dejar tonto. ¿Y ahora que toca? Acaba de sonar el despertador de mi compañero de piso. Me anuncia que son las 8 y que llego tarde al examen final de Historia de Andalucía. Que ganas tenia de terminar los exámenes. Sin duda Junio. Todavía puedo oír las discusiones sobre el piso, los tira y afloja y los malos gestos. Fue un mal mes. Demasiadas decepciones juntas. Mi estado de ánimo no era el más adecuado para la fecha, pero yo solo tenia ganas de que todo terminase, pero de que terminase bien. Imagino que como yo quería.
Se que no voy a levantarme. No voy a presentarme al examen, porque pensaba que para hacer el ridículo siempre hay tiempo. Visto lo visto, seguiré dormido y pasaré página.

Ya?? Hemos cambiado de mes?? Vuelve a sonar el teléfono, sigo en la misma cama, pero hace un calor horrible. Probablemente será Julio. Si?? Papa?? Un trabajo?? A, no se… porque no?? Mi bendito padre acaba de enchufarme totalmente en un periódico de mi tierra natal. Se me hizo raro pensar en marcharme, porque creí que no era el mejor momento. Ahora entiendo que no había un mejor momento, las cosas estaban mal, muy mal y no iban a mejorar por mucho que yo quisiese. ¿Qué hacer? Esa era la pregunta sin respuesta de esos días y aunque suene raro, no encontré la respuesta, pero tampoco volvería atrás para intentarlo de nuevo. Lo que no puede ser, no puede ser y se deben de forzar las situaciones y muchos a las personas. Un último intento. Solo se me ocurrió eso, para retenerle, para quererle sin más y guardarlo dentro de mí para siempre. Cerrar la puerta, esa era la intención, pero nunca me percaté de que ahí puertas sobre las que no tenemos llave. Me estaba aferrando a un imposible, por eso cree este mundo. Hoy, solo lo puedo mirar desde el punto de vista positivo, gané un gran amigo, descubrí una gran Decoracion de uñas y me saqué el carné., fuente.

Gritos… gritos… ¿Quién grita ha estas horas? Me llaman desde lejos. ¿Dónde estoy ahora? Ahhh… estoy en mi casa. Mi madre me llama desde la cocina de abajo a grito pelado, porque si no desayuno, me visto y salgo disparado en menos de 10 minutos, perderé el autobús que me lleva al trabajo. Que momentazos!! Como me gustaba pasearme por la redacción, sabiéndome uno más, aunque fuese mentira, aunque solo fuese temporal. Ajetreo continuo, teléfonos sonado siempre, corresponsales, teletipos, entrevistas y mucha prisa. Amigos por un tiempo, competidores para siempre, pero de bueno rollo. Mi madre sigue gritando, que pesada es la pobre!! Con lo a gusto que se esta en la camita. Si el juego va de sueño, directo a los brazos de Morfeo!!