Antivirus gratis

No hará mucho hablaba con diferentes personas, la mayoria universitarios con carrera, quién más quién menos fardaba de la borrachera tal o la borrachera cual, que en ella uno hizo esto o el otro hizo aquello, padres de familia, que ahora ya tienen cargos de responsabilidad en empresas o en la administración.
Hace unos días me fuente también que en Gran Bretaña, que las mujeres según las estadísticas ya bebían más que los hombres.

En Berlín hay gente que se muere de frio en las calles, muchas veces son mendigos o no, que han bebido en exceso hasta llegar a un punto que se han quedado dormidos a la intemperie, con temperaturas bajo cero. Este invierno que ha sido muy duro, se han habilitado estaciones de metro enteras, para que los mendigos pudieran dormir allí. Hay gente que se recorre las calles por la noche en busca de gente que no tiene donde dormir, para recogerlos, pero más de una vez se encuentra con alguién que muestra su grado de alcoholemia con agresividad hacia quienes le pretenden ayudar y/o salvar la vida, con lo que se pueden ver imposibilitados de recogerlos.

Luego tenemos la gente que bebe en exceso, pero nunca ha considerado que bebia en exceso, ni aparentemente la gente que le rodea nota nada extraño en el, el único que lo nota es su higado, que poco a poco se va deteriorando. Hay gente que bebe alcohol como si bebiera agua, mejor seria decir, nunca bebe nada que no tenga algún grado de alcohol, sino, no sabe a nada.