ME AHOGO

Me ahogo, me ahogo y nadie me rescata. Me hundo, me hundo y no encuentro cosa en que sujetarme. Hablo, sonrío, pienso, me calmo… pero todo se nubla y no encuentro escapatoria. Tengo cosas y las pierdo, las busco y solo encuentro pasado negro, oscuro con toques de luz, esa luz que se ilumina pero cuando vas llegando se apaga instantáneamente. Ya no me quedan esperanzas, a pesar de que después de la tormenta siempre llega la calma, para mí la tormenta es constante y esa calma ni la veo a lo lejos. Me lo dan todo y luego me lo arrebatan sin corazón, sin pensar y sobre todo sin imaginar el daño que puede causarme. Soy persona que lucha y aparenta fortaleza, pero dentro de mí, hay una cajita blanda pero que muy blanda, que a pesar de todo aguanta y aguanta...